Si tramposo es el reclamo de la imaginería sexual, faro tramposo es el propio sexo, o más que el sexo, su idolatría, su necesidad más nominal que física, su valor de prestigio, envuelto en la niebla de lo pecaminoso para un adolescente en los 60, su valor de triunfo en rebeldía y, como no, en hombría.
No es que me acuciase la hombría, no la impostaba ni la quería, había apartado sus otras expresiones, la fuerza, el tabaco y la bebida, pero no el sexo, no podía, no quería.

El problema es que nunca he estado ahí.
Nunca he estado en el momento.
O estaba pensando en el siguiente paso, o analizando si lo hecho era correcto. No he sabido disfrutar, dejarme llevar... Ni aún jodiendo.
El sexo, esa obsesión omnipresente que ha emborronado el resto. El ansia, esos modelos obscenos que nos roban el descubrimiento de nuestros placeres, como faros tramposos en la niebla, que nos incitan más alla del contacto que tenemos, su devenir, su devaneo, su sentimiento, hasta perderlo.

Red social de Política ConCiencia

Sobre la instancia mastodon de politica

¡Bienvenido!

    Política ConCiencia pone a tu disposición un espacio dedicado al intercambio de ideas mediante un diálogo respetuoso y constructivo entre los individuos. En lo esencial, los temas que nos ocupan pertenecen al ámbito de la política, la ciencia y la cultura. Aquí, hallarás un entorno apropiado para expresarte sin temor a ser censurado por tu postura ideológica, tus convicciones o tus creencias.

    Para favorecer un medio armonioso, nuestra instancia se apega a un Código de conducta, el cual debes revisar con detenimiento antes de registrarte (además de los Términos del servicio). No obstante, a manera de anticipo, debes saber que busca garantizar la libre expresión en el marco del respeto al derecho de los seres humanos a salvaguardar su dignidad e integridad psicológica y emocional.

    Así pues, si estás de acuerdo con que las conductas ofensivas que abundan en la mayoría de las redes sociales (insultos, ira, difamaciones, humillaciones o prácticas similares), son un obstáculo para el establecimiento de relaciones sanas entre los miembros de una comunidad, sin duda alguna, este sitio es para ti.

    Al ingresar a esta comunidad, podrás entablar contacto con cualquier persona que pertenezca a cualquier otra instancia de la red social Mastodon, lo cual amplía tus posibilidades de comunicación enormemente.

    Finalmente, considera que esta instancia no lucra con tu información personal, de modo que para subsistir requiere de tu participación. Si está en tus posibilidades, no dudes en donar. Con ello, estarás contribuyendo a la diversificación de los medios alternativos que fomentan la libertad de expresión y aumentarás las probabilidades de que este servidor, el cual será tu hogar en la federación de servidores de Mastodon, siga existiendo en el futuro.

    Para saber más, te invitamos a leer el apartado Información general y a consultar el manual ¿Cómo usarla?